miércoles, 14 de diciembre de 2011

Fijate de que lado de la mecha te encontras


Ley de Tierras




Desde hace varios meses y con más fuerza algunos días, se viene pidiendo desde presidencia que se debata y como consecuencia (según intereses propios) se aprueba la nombrada Ley de Tierras. El nombre nos da una referencia sobre donde apunta la ley de tierras, pero cuanto sabemos sobre ella?? Es un deber cívico obtener conocimiento sobre las leyes que se tratan en el parlamento, con la tecnología, aún más se nos desvanecen las excusas para no informarnos sobre ella. Pues bien este posteo intenta dar una idea más certera sobre que trata la ley de tierras tan reclamada.

En el proyecto de Ley se hace énfasis a que exista una legislación sobre la tierra, dado que las misma poseen recursos no renovables lo que que significa un patrimonio indispensable y una riqueza para nuestro país. Es necesario control que impida los procesos de consolidación sobre el territorio, cosa que podría comprometer gravemente el poder de la Argentina sobre sus tierras. En nuestro país se registra un fuerte proceso de adquisición de grandes extensiones de tierras por capitales extranjeros. No hace falta ser un erudito para conocer la problemática internacional sobre la escases de recursos naturales, la especulación trae como consecuencia la variación de precios sobre los productos primarios en el mercado internacional, donde Argentina tiene su fuerte económico por ser un país productor, coincidiremos todos ( más alla de las ideologías ) que es sumamente importante obtener un control sobre la tierra dadas estas circunstancias.
Para entender la urgencia sobre el tema, sepamos que en la década del 90 pasaron a manos de capitales extranjeras, 19 tierras rurales de nuestras provincias. Es necesario regular el previsible incremento de la propiedad extranjera, limitar el proceso de concentración de grandes extensiones de tierras en manos de capitales financieros, que de profundizarse, comprometen el desarrollo nacional.
El proyecto de ley cuenta con un punto no menos importante, el mismo dice que excluye del concepto de inversión la compraventa o adquisición de los derechos sobre las tierras rurales, toda vez que se trate de un recurso natural no renovable, el cual pasa a ser el Estado Nacional único titular sobre los mismos.
 En cuanto a la ley en sí limita a 20% de titularidad de dominio sobre las tierras rurales en el territorio nacional, el cual según marca esta ley, antes de lograr una adquisición se deberá dar el consentimiento previo del ministerio del Interior. Así mismo propone la creación de un registro nacional de tierras rurales.
Entendamos que esta ley no es una pieza de un gobierno que busca acrecentar su poder, esta ley es una herramienta fundamental tanto para este gobierno como para los que lo sucederán, no tiene un cuadro de partidismo político, se debe dar un marco de protagonismo del estado en forma urgente. Los recursos naturales de nuestro país se encuentran en la élite del plano mundial. Aquellos que se encuentran dentro de una oposición o con opiniones desfavorables al gobierno actual, deberán entender que esta es una herramienta para el estado y para todos los ciudadanos que habitan este país, repito es una ley sin partidismos. No debemos caer en los debates agresivos o comportamientos que busquen marcar la cancha en pos de ganar espacios sobre la opinión pública, por el contrario, se debe dar un trato de todas las partes marcando la importancia que tiene la ley en su texto ( y sus modificaciones, según sea tratada por las cámaras ) y en el tiempo real, donde las potencias, por estos días se encuentran ocupadas en como equilibrar una balanza económica desfavorable para sus pueblos, es ahora nuestro tiempo de fortalecer nuestro país, ponderando al estado nacional ( repito más allá de los partidos políticos ) como organismo de control y propiedad único de las tierras con componen nuestro territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada