martes, 6 de marzo de 2012

Estas frito angelito...


Las escuelas son instituciones formadores, nada más y nada menos, que de las generaciones futuras. Hace meses atrás mediante un post realizado, se expreso la idea sobre las medidas de fuerza utilizadas por lo docentes. Y esto va más allá de obtener una opinión favorable o desfavorable sobre tal o cual reclamo. Creo que la rama educativa debe funcionar igual que  los hospitales y las fuerza de seguridad y prevención pública. Hemos vivido en la historia de nuestro país grandes y radicales cambios en el gremio docente. Un gremio atacado por muchos gobiernos democráticos y ni que hablar los dictatoriales. Pero hablemos de una historia más cercana ( aunque la historia Argentina es cercana en su totalidad dado el poco tiempo con el que se pasa de un echo al otro. Con solo hacer un recorrido de  generaciones, veremos que están a uno o dos lazos nuestro andar de vida en la democracia interrumpida ). La década de los 90´, tal como le sucedió al país en su totalidad, se extendió aún más la brecha educativa entre los que mas y menos tienen. La escuela pública fue plagada de muchos docentes que poco hacían valer su profesión y bien podría definirse los como ñoquis ocupando un cargo por acomodo, mientras otros tantos docente realizaban esfuerzos sobre humanos por brindar a los alumnos, esos que sienten ``sus´´ alumnos, educación para que sean libres, que tengan herramientas, porque fuera del aula la partida era bastante brava.
En la escuela se va aprender un pasado, para entender el presente y saber construir el futuro, como se puede estar hablando de una medida de fuerza tal, como paro docente, en el momento que vive la educación pública actual. Acaso el pasado les resulta pisado? Acaso los docentes se olvidan que hasta hace poco del PBI destinado a la educación eran menor al 3% y en la actualidad es 6,4%. Nadie discute que la educación debe ser primordial en cual parte del mundo, la inversión en educación es la mejor inversión que puede tener cualquier país, como así también el acceso a la educación libre y gratuita con la mejor calidad educativa. Pero dada las circunstancias, dados los privilegios que tiene el sector docente, también comprendo que falta mucho más, pero se obtuvo, a mi parecer, un camino en donde esos objetivos, puesto hoy en día, el alcance de ellos es más palpable, mas real y posible que tiempos cercanos. Ese camino hay que cuidarlo, porque ``el/la profesora´´ son los encargados de darnos las herramientas para abrir nuestro camino de comprensión día a día, me resulta sumamente inadmisible que por una discusión salarial, donde existen paritarias (medida inexistente en nuestro pasado cercano!!!) le negamos a nuestras generaciones a formar, algo tan simbólico como el inicio de clases. Los gremios docentes se están comportando de una manera poco real en torno a la discusión a darse. Si ellos son los encargados de educar, como se puede dar un inicio de tal manera. Sepan comprender que un paro es grave, y la educación no es una pyme donde lo que no se hizo hoy se trabaja el doble mañana. Esta enseñanza que se le está dando las generaciones vinientes es bastante violenta, y los docentes son los que deben dar la mejilla de la enseñanza por sobre todas las cosas y agotadas las instancias, agotado el diálogo, y en un marco de contextos insuperables caer en la consecuencia de un paro docente. Pero actualmente con ese comportamiento están siendo funcionales a poderes que para nada desean el diálogo y ellos saben mejor que nadie, porque en la ciudad el año pasado se vio claro la represión que vivieron los maestros, el reclamo era palpable y aún así, donde se dio por muerto a uno de los sistemas de elecciones más democráticos, que por supuesto requería serias mejoras internas, el paro a mi entender no era la vía mas loable. Los perjudicados son los más inocentes, los chicos.
La ciudadanía crítica es la ciudadanía tolerante, comprensiva y no represiva. De donde aprendemos si no es de ustedes, docentes, a obtener mejoras mediante el diálogo. Se avanzó en las construcción de escuelas, estamos en un proceso sumamente actualizado a los tiempos vinientes tecnologizando a docentes y alumnos, poco a poco los colegios dejaron de ser comedores para recuperar su rol de instituciones, vivimos una batalla cultural en todo sentido que enriquece el nivel educativo por consecuencia, todo eso no vale?
Ustedes docentes saben mejor que ningún padre de que se trata perder un día de clase, ustedes docentes son los que mejor comprenden de que se trata perder un día de grupo, perder un día en el proyecto anual. Ustedes docentes son los que bancaron tantas cosas con esfuerzos sobre humanos en pos de nuestros hijos, como puede ser que lleguen a tal medida violenta contra los chicos, porque los que pierden son ellos y si leemos las justificaciones de cada una de las partes, no encuentro yo un punto inquebrantable de voluntades. La sensación que me da es de extorsión. Durante toda mi vida asistí a la educación pública, no hay mejor educación que la pública pese a todas las mejoras que deben realizarse, pero hoy en día entiendo que a nivel nacional hay un camino que nunca antes se había dado, porque la docencia no es un punto a parte en la vida cotidiana política, por el contrario, es pata fundamental por su rol de formadores, entonces ellos más que nadie deben comprender los logros que se han dado fundamentalmente en derechos humanos. Es un camino sensible, hay que cuidarlo, pero por sobre todo debemos cuidar a nuestros pibes, ellos son las flores a florecer.
 Que la educación pública sea de calidad debe de ser un compromiso de todas las partes, del Estado, de los docentes y los padres. Si no existe la tolerencia entre las partes...Estas frito Angelito

1 comentario:

  1. lacieguitavoladora12 de marzo de 2012, 9:53

    Muy bueno ciudadano critico! lo banco eh!

    ResponderEliminar